Técnicas para evitar spam en los formularios de mi web

Te contamos los peligros del spam en los formularios de tu web y las técnicas más efectivas para combatirlo. Empieza a atraer público de calidad a tu web.

Índice

Del mismo modo en que todos los días te llegan miles de correos basura, el spam es uno de los grandes problemas con los que deberás lidiar cuando gestiones tu sitio web y, más concretamente, cuando incluyas en él un formulario de contacto con la intención de ganar subscriptores y, en lugar de lograr esto, empieces a ver que cada día te llegan mensajes de dudosa fiabilidad.

La buena noticia es que esto tiene fácil solución. En este artículo te contaremos cómo puedes afrontar el problema del spam en formularios web.  

¿Por qué es peligroso el spam en tu sitio web?

Además de incordiarte, el spam en formularios web podría acarrearte problemas más serios. El envío de información falsa por parte de estafadores humanos (o de bots) puede contener lenguaje abusivo, enlaces a otros sitios web de phishing que podrían robarte datos bancarios u otro tipo de información sensible, o incluso podrían redirigirte a otra página web maliciosa en la que, por error, podrías terminar descargándote algún virus o malware.

Pero el spam no solo es molesto para ti, sino que también perjudica la experiencia de los usuarios que navegan por tu sitio web. Una página llena de comentarios que contienen anuncios o textos que no tienen ningún sentido (o escritos en otro idioma) o, peor aún, enlaces sospechosos, solo ahuyentará a tus visitantes y entorpecerá tu comunicación con ellos.

Además, el spam también sesga los datos analíticos a partir de los cuales mides el tráfico de tu web. Los envíos de formularios de spam “inflan” artificialmente la cantidad de clientes potenciales que genera tu página web y esto te dificulta la tarea de saber cuánto tráfico estás atrayendo de forma legítima.

Por estas razones, te recomendamos evitar el spam en formularios a toda costa.

¿Cómo evitar el spam en formularios?

Existen varias opciones para combatir los mensajes no deseados en los formularios de tu web, pero en este artículo te contaremos las más sencillas.

Plugins para spam en formularios WordPress

Si usas WordPress como editor de diseño web,  debes saber que esta plataforma pone a tu disposición varios plugins para evitar spam en los formularios, como Akismet Anti-Spam, Antispam Bee, Stop Spammers o WordPress Zero Spam.

Todos estos plugins son muy fáciles de configurar y actúan excelentemente contra el spam, por lo que te recomendamos que les eches un vistazo.

Instalar Google ReCAPTCHA

¿Te suena haber rellenado un formulario y, acto seguido, haber tenido que resolver una suma o descifrar una secuencia de letras algo distorsionada? Esta técnica es una medida antispam llamada CAPTCHA (Completely Automated Public Turing test to tell Computers and Humans Apart) cuya misión es demostrar que, efectivamente, no eres un robot.

Aunque los CAPTCHA son eficaces para distinguir a los usuarios humanos de los bots, con el tiempo se han ido convirtiendo en una molestia para los usuarios. Algunos CAPTCHA eran difíciles de descifrar y otros terminaban robándonos entre 10 y 30 segundos, y esto con el tiempo provocó que cada vez más personas huyesen de rellenar los formularios.

No obstante, Google se las ingenió para solucionar este problema e introdujo una nueva medida de seguridad llamada reCAPTCHA. Esta técnica (mucho más sencilla) consiste en un botón en el que los navegantes deben hacer clic tras rellenar un formulario, con la única finalidad de demostrar que son humanos.

El reCAPTCHA es una herramienta muy efectiva contra el spam, pero es mucho más fácil de usar que el CAPTCHA. Y, de hecho, su implementación ha hecho que menos usuarios eludan el acto de rellenar formularios.

Instalar reCAPTCHA en WordPress

Instalar reCAPTCHA en WordPress es muy fácil y te tomará menos de 10 minutos. Te resumimos cómo hacerlo.

  1. Registra tu web en Google reCAPTCHA (es gratuito). Solo debes acceder a Google reCAPTCHA y registrarte con el correo que utilices para todos los servicios de Google.

Después registra tu web y elige la versión que prefieres usar. La versión más utilizada es la segunda: reCAPTCHA v2, es decir, la que obliga al usuario a marcar la casilla No soy un robot (¿te suena?), pero puedes usar cualquier otra. Todas son igual de efectivas.

A continuación, deberás quedarte con las dos claves que Google te facilitará para que puedas integrarlo en WordPress.

  • Conecta Google reCAPTCHA con WordPress.

Para ello, debes buscar un plugin que te permita hacerlo. El más sencillo e intuitivo es reCaptcha by BestWebSoft (aunque existen muchos más). A través de él, podrás hacer la integración en un abrir y cerrar de ojos.

Si combates el spam en formularios web…

Tu web empezará a atraer a más público de confianza y a menos usuarios maliciosos.

Es innegable que, con el paso de los años, el acto de navegar por Internet se ha ido volviendo más fácil y asequible para todos. En sintonía con esto (y tal vez aprovechando que cada vez más personas inexpertas hacen uso de Internet), el spam, una técnica intrusiva cuya única misión es enviar mensajes de forma masiva e indiscriminada (incluso agresiva) para hacer llegar a los usuarios alguna oferta de productos o servicios -o robarles datos y/o estafarlos de algún modo-, también se ha sumado a esta revolución.

No obstante, evitar el spam es muy fácil. Si sigues los pequeños consejos que te hemos contado, las únicas personas que te contactarán serán tus potenciales clientes.

¿Necesitas ayuda para crear tu Web?

Cuéntanos de que trata y te asesoraremos sin compromiso

Otros artículos que te podrían interesar: